Momentos previos al Juicio

Fecha de publicación: 21/01/2016

Momentos previos al Juicio

El abogado es el encargado de defender los intereses de su cliente, pero en Crespo & Ruiz creemos que además, será su compañero durante el trayecto que tienen que recorrer durante el litigio. Es normal que el cliente se sienta agobiado y nervioso, por eso es conveniente que el abogado sepa transmitir calma y serenidad, ayudando de esta forma, a sentirse más cómodo durante el juicio.

 

Los momentos en los que el cliente se siente más preocupado y nervioso son los instantes previos a la celebración del juicio, y más aún, cuando probablemente nunca haya pasado por una experiencia similar, por lo que es evidente, que será justo aquí donde el abogado le ayudará a reducir su nerviosismo proporcionando un estado de tranquilidad.

 

Lo idóneo es, que previamente el abogado haya explicado a su cliente como se va a desarrollar el juicio, cuáles van a ser los papeles que va a desempeñar cada uno, la duración de este y como es el espacio físico donde va a concurrir el pleito. Esto proporcionará al cliente tiempo para mentalizarse de lo que va a suceder, aportándole tranquilidad en el momento del acto.

 

Dicho esto, cabría destacar unas pautas que son aconsejables que el abogado desarrolle:

 

  • Es conveniente no hablar más de la cuenta sobre el asunto a tratar, puesto que los detalles deben estar preparados en las reuniones previas. No obstante, es posible aclarar cualquier duda, pero nunca realizar un repaso detallado instantes antes de comenzar el juicio. De hacerlo, solo incrementaría la tensión del cliente, cosa que no es adecuado. En cualquier caso, es importante comentarle que no se preocupe por los errores que pueda cometer en su declaración, ello podría provocar un exceso de presión innecesaria.

 

  • Está claro que si no hablamos del pleito, tampoco debemos quedarnos callados creando un silencio incómodo. En estos casos podemos hablar de cualquier tema más personal como deportes, aficiones, vida social, etc. Se trata de distraer la atención del cliente, para que de esta forma vaya disminuyendo la tensión acomulada.

 

  • Puesto que vamos a estar en la misma sala que la parte contraria, abogado, peritos, testigos, etc... no está demás explicar quien es quien durante la espera en los pasillos, de esta forma podrá familiarizarse con sus nombres y el papel que desempeña cada uno.

 

  • En los casos en que las vistas van con retraso, es de gran utilidad entrar con el cliente y presenciar alguna de las audiencias previas o juicios. El cliente visualizará todos los detalles del pleito y de esta forma desmiente posibles prejuicios que pudiere tener.


Todos estos detalles demuestran que el abogado no debe limitarse a la preparación del pleito, sino que debe tener en cuenta otros factores que pueden favorecer tanto al desarrollo del litigio como reforzar vínculos con el cliente.



Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Deja tu comentario

Categorías

Copyright © Crespo Ruiz Abogados - Todos los derechos reservados - Política de privacidad de datos - Desarrollado por Interactivos